Cómo declarar una herencia en la renta

Recibir una herencia implica una serie de obligaciones fiscales que, en ocasiones, pueden generar dudas. En este artículo, abordaremos en profundidad cómo declarar una herencia en la renta, ofreciendo una guía completa y actualizada para cumplir con tus obligaciones fiscales de manera correcta.

Declarar herencia renta

Cómo afecta la herencia en la declaración de la renta

Las herencias recibidas durante un año fiscal sí están sujetas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), considerándose rendimientos del capital mobiliario. Esto significa que la persona que recibe la herencia deberá incluirla en su declaración de la renta del año en que se produce la adquisición.

¿Qué se debe tributar?

  • El valor de los bienes heredados: Esto incluye tanto bienes inmuebles (viviendas, terrenos, etc.) como bienes muebles (vehículos, joyas, obras de arte, etc.).
  • Las ganancias derivadas de la venta de bienes heredados: Si se vende un bien heredado antes de que haya transcurrido un año desde su adquisición, la ganancia obtenida se considerará rendimiento del capital mobiliario y deberá tributar en el IRPF.

¿Cómo se calcula el impuesto?

  • Reducción por donaciones y herencia: Se aplica una reducción del 100% sobre el valor de la herencia si esta proviene del cónyuge o pareja estable, ascendientes y descendientes. En el caso de otros parientes, la reducción es del 99%, y del 95% para el resto de personas.
  • Tributación por tramos: La cantidad a tributar se calcula aplicando los tipos de gravamen del IRPF correspondientes a cada tramo de base imponible. En 2024, los tipos van del 19% al 47%.

Ejemplo:

Un individuo hereda una vivienda valorada en 200.000 euros de su madre. Como se trata de una herencia directa, se aplica la reducción del 100%, por lo que no deberá tributar por este importe en su declaración de la renta.

Información adicional:

  • Es importante tener en cuenta que la plusvalía municipal derivada de la venta de un bien heredado no está sujeta al IRPF, sino que se tributa de forma independiente.
  • Para obtener más información sobre la tributación de las herencias en el IRPF, se recomienda consultar la página web de la Agencia Tributaria o a un abogado experto en derecho tributario y fiscal.

Cuándo se recibe una herencia hay que declararla

La obligación de declarar una herencia en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) surge en el momento en que se produce la aceptación o adjudicación de la misma. Esto significa que, incluso si no se ha cobrado la herencia, el heredero debe incluirla en su declaración de la renta del año en que se acepta o adjudica.

¿Qué se considera aceptación o adjudicación de la herencia?

  • Aceptación expresa: Se produce cuando el heredero manifiesta de forma clara e inequívoca su voluntad de aceptar la herencia. Esto puede hacerse mediante escritura pública o acta notarial, o mediante documento privado firmado por todos los herederos.
  • Aceptación tácita: Se produce cuando el heredero realiza actos que implican la aceptación de la herencia, como disponer de los bienes heredados, pagar deudas del causante o realizar actos de administración sobre los bienes.
  • Adjudicación: Se produce cuando se realiza el reparto de los bienes hereditarios entre los herederos, ya sea por acuerdo entre ellos o por resolución judicial.

Plazos para la declaración

  • Aceptación expresa: El plazo para presentar la declaración de la renta es de un mes a partir de la fecha de la aceptación.
  • Aceptación tácita: El plazo para presentar la declaración de la renta es de seis meses a partir del día en que se realizó el acto que implica la aceptación.
  • Adjudicación: El plazo para presentar la declaración de la renta es de un mes a partir de la fecha de la adjudicación.

¿Qué se debe declarar?

  • El valor de los bienes heredados: Esto incluye tanto bienes inmuebles (viviendas, terrenos, etc.) como bienes muebles (vehículos, joyas, obras de arte, etc.).
  • Las deudas del causante: Las deudas del causante también deben declararse, ya que pueden reducir el valor de la herencia a efectos fiscales.
  • Los gastos de la herencia: Los gastos de la herencia, como los gastos de funeral, los gastos de administración o los gastos de partición, también pueden deducirse en la declaración de la renta.

Es importante recordar que la aceptación de una herencia implica la asunción de las deudas del causante, por lo que es importante informarse bien sobre la situación financiera del fallecido antes de aceptarla.

¿Cuánto se paga por una herencia en la declaración de la renta?

El cálculo del impuesto a pagar por una herencia en la declaración de la renta depende de dos factores principales:

1. El valor de los bienes heredados:

  • Se aplica una tarifa progresiva que va del 19% al 35%, en función del valor total de la herencia.
  • Los tramos de la tarifa y los tipos impositivos correspondientes para el año 2024 son los siguientes:
Base imponible Tipo de gravamen (%)
Hasta 16.000 euros 19%
De 16.000 a 21.000 euros 23%
De 21.000 a 43.000 euros 25%
De 43.000 a 65.000 euros 28%
De 65.000 a 100.000 euros 31%
De 100.000 a 200.000 euros 35%
De 200.000 a 300.000 euros 37%
De 300.000 a 600.000 euros 39%
De 600.000 a 800.000 euros 41%
Más de 800.000 euros 45%

Ejemplo:

Un individuo hereda una vivienda valorada en 250.000 euros y un vehículo valorado en 10.000 euros. El valor total de la herencia sería de 260.000 euros.

Cálculo del impuesto:

  • Base imponible: 260.000 euros
  • Primer tramo (hasta 16.000 euros): 16.000 euros * 19%=3.040 euros
  • Segundo tramo (de 16.000 a 21.000 euros): 5.000 euros * 23%=1.150 euros
  • Tercer tramo (de 21.000 a 43.000 euros): 22.000 euros * 25%=5.500 euros
  • Cuarto tramo (de 43.000 a 65.000 euros): 22.000 euros * 28%=6.160 euros
  • Impuesto total: 3.040 euros + 1.150 euros + 5.500 euros + 6.160 euros=15.850 euros

2. La aplicación de la deducción por herencia:

  • Esta deducción permite reducir la base imponible del IRPF en un porcentaje que varía según el grado de parentesco con el fallecido:

    • Cónyuge o pareja estable: 100%
    • Hijos, nietos, padres y abuelos: 99%
    • Hermanos, tíos y sobrinos: 95%
    • Demás parientes: 90%
    • Personas no parientes: 80%

Ejemplo:

En el caso anterior, si el heredero es hijo del fallecido, se aplicaría una deducción del 99%. La base imponible quedaría reducida de la siguiente manera:

  • Base imponible antes de la deducción: 260.000 euros
  • Deducción por herencia (99%): 257.400 euros
  • Base imponible después de la deducción: 2.600 euros

Cálculo del impuesto con la deducción:

  • Base imponible: 2.600 euros
  • Primer tramo (hasta 16.000 euros): 2.600 euros * 19%=494 euros
  • Impuesto total: 494 euros

En este caso, el heredero solo tendría que pagar 494 euros de impuesto sobre la renta por la herencia.

Es importante recordar que estos son solo ejemplos, y el cálculo del impuesto a pagar en cada caso concreto puede variar en función de las circunstancias específicas.

Cómo declarar una herencia en la renta: Pasos a seguir

Para declarar una herencia en la renta es necesario seguir una serie de pasos:

1. Obtener el Certificado de Actos de Última Voluntad:

  • Este documento se solicita en el Registro General Judicial y acredita la aceptación o adjudicación de la herencia.
  • Es un documento esencial para poder realizar la declaración de la renta, ya que en él se detallan los datos de los herederos, los bienes heredados y su valor.
  • El certificado se puede solicitar de forma presencial o telemática.

2. Valorar los bienes heredados:

  • Se debe determinar el valor de mercado de cada bien heredado en el momento de la transmisión.
  • Para ello, se pueden utilizar diferentes métodos, como la tasación pericial, la consulta de tablas de valores o la comparación con bienes similares que se hayan vendido recientemente.
  • Es importante tener en cuenta que el valor de mercado no siempre coincide con el valor fiscal del bien.

3. Completar el modelo de declaración de la renta:

  • En el apartado de Ganancias y Pérdidas Patrimoniales (casilla 321), se debe incluir el valor total de la herencia y aplicar la deducción correspondiente.
  • La deducción por herencia varía en función del grado de parentesco con el fallecido (cónyuge, hijos, padres, hermanos, etc.).
  • En el modelo de declaración también se deben incluir los gastos de la herencia, como los gastos de funeral, los gastos de administración o los gastos de partición.
  • Estos gastos pueden deducirse de la base imponible del impuesto.

4. Presentar la declaración de la renta:

  • La declaración se puede presentar de forma telemática a través de la página web de la Agencia Tributaria, o presencialmente en las oficinas de la Agencia Tributaria.
  • El plazo para presentar la declaración de la renta es de un mes a partir de la fecha de aceptación o adjudicación de la herencia.

Recomendaciones adicionales:

  • Es importante conservar toda la documentación relacionada con la herencia, como el Certificado de Actos de Última Voluntad, los justificantes de los gastos de la herencia y las tasaciones de los bienes heredados.
  • En caso de dudas, es recomendable consultar con un asesor fiscal para asegurarse de que la declaración de la renta se ha realizado correctamente.

Diferencia entre recibir un piso heredado en herencia o dinero en efectivo en herencia

En términos generales, no existe una diferencia significativa en la tributación de una herencia, ya sea que se reciba un piso o dinero en efectivo.

En ambos casos, la herencia se considera un rendimiento del capital mobiliario a efectos del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) y debe incluirse en la declaración de la renta del año en que se produce la adquisición.

Sin embargo, existen algunas diferencias sutiles a tener en cuenta:

1. Valoración del bien:

  • Piso: La determinación del valor del piso heredado puede ser más compleja, ya que se deben considerar factores como su estado de conservación, la ubicación, el mercado inmobiliario, etc. En algunos casos, puede ser necesaria una tasación pericial para obtener un valor preciso.
  • Dinero en efectivo: El valor del dinero en efectivo es más sencillo de determinar, ya que coincide con la cantidad recibida.

2. Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones:

  • Piso: El piso heredado también está sujeto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, cuyo importe varía en función del valor del inmueble, la comunidad autónoma donde se ubique y el grado de parentesco con el fallecido.
  • Dinero en efectivo: El dinero en efectivo heredado también está sujeto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones, pero la liquidación de este impuesto puede ser más sencilla, ya que no es necesario realizar una valoración del bien.

3. Plusvalía municipal:

  • Piso: Si el heredero decide vender el piso heredado antes de que haya transcurrido un año desde su adquisición, deberá tributar por la plusvalía municipal. Este impuesto es un tributo local que grava el incremento del valor del suelo de los bienes inmuebles urbanos.
  • Dinero en efectivo: La plusvalía municipal no afecta al dinero en efectivo heredado, ya que este no es un bien inmueble.

En resumen, las diferencias tributarias entre heredar un piso y heredar dinero en efectivo son mínimas. En ambos casos, se debe declarar la herencia en el IRPF y se puede estar sujeto al Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones. La principal diferencia radica en la valoración del bien y en la posible aplicación de la plusvalía municipal.

¿Si he pagado el impuesto de sucesiones hay que declararlo en el IRPF?

Si ya has pagado el Impuesto de Sucesiones y Donaciones por una herencia, sí estás obligado a declararla en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

El motivo es que el IRPF grava la ganancia patrimonial obtenida por la adquisición de la herencia, mientras que el Impuesto de Sucesiones y Donaciones grava la transmisión de los bienes heredados.

Sin embargo, el importe pagado por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones sí se puede deducir de la cuota del IRPF.

Esto significa que, a efectos prácticos, el impuesto que pagas por la herencia se reduce.

¿Cómo funciona la deducción?

  • La deducción se aplica sobre la base imponible del IRPF, es decir, sobre el valor total de la herencia menos las deducciones aplicables (por ejemplo, la deducción por parentesco).
  • El importe de la deducción es el importe satisfecho por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, siempre que este no supere la cuota del IRPF.
  • La deducción se realiza en el apartado de Ganancias y Pérdidas Patrimoniales de la declaración de la renta (casilla 321).

Ejemplo:

Un individuo hereda una vivienda valorada en 250.000 euros y un vehículo valorado en 10.000 euros. El valor total de la herencia sería de 260.000 euros.

Suponiendo que el heredero es hijo del fallecido y que ya ha pagado 40.000 euros por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones:

  • Base imponible del IRPF: 260.000 euros - 40.000 euros (deducción por parentesco del 99%)=22.000 euros
  • Cuota del IRPF: 22.000 euros * 19% (tipo impositivo aplicable)=4.180 euros
  • Deducción por Impuesto de Sucesiones y Donaciones: 40.000 euros
  • Cuota del IRPF a pagar: 4.180 euros - 40.000 euros=-35.820 euros

En este caso, el heredero no tendría que pagar IRPF por la herencia, ya que la deducción por el Impuesto de Sucesiones y Donaciones supera la cuota del IRPF.

¿Qué pasa si no declaro una herencia en Hacienda?

No declarar una herencia en la renta puede tener graves consecuencias para el heredero, tanto de carácter económico como penal.

Sanciones económicas:

  • La Agencia Tributaria puede imponer sanciones de hasta el 150% de la cuota defraudada. Esto significa que el heredero podría tener que pagar el triple del impuesto que le correspondía si hubiera declarado la herencia correctamente.
  • Además de las sanciones, se aplicarán recargos por demora por cada mes de retraso en la presentación de la declaración. Estos recargos pueden llegar a ser del 5% mensual.
  • También se devengarán intereses de demora sobre la cantidad defraudada desde la fecha en que se debió presentar la declaración. Estos intereses se calculan al tipo legal del dinero.

Consecuencias penales:

  • No declarar una herencia puede ser considerado un delito fiscal, especialmente si el importe de la herencia es elevado.
  • En estos casos, el heredero podría enfrentarse a penas de prisión y multa.

Otras consecuencias:

  • El heredero podría tener problemas para vender o disponer de los bienes heredados en el futuro, ya que la Agencia Tributaria podría bloquearlos hasta que se regularice la situación fiscal.
  • También podría tener dificultades para obtener financiación, ya que las entidades financieras suelen solicitar la declaración de la renta a la hora de conceder préstamos o hipotecas.

En resumen, no declarar una herencia en la renta es una práctica muy arriesgada que puede tener graves consecuencias. Es importante recordar que la herencia es un rendimiento del capital mobiliario a efectos del IRPF y que, por lo tanto, debe incluirse en la declaración de la renta del año en que se produce la adquisición.

Si no estás seguro de cómo declarar una herencia, te recomiendo que consultes con un asesor fiscal.

Preguntas y respuestas relacionadas sobre cómo declarar una herencia en la renta

¿Las deudas tributarias del fallecido se heredan?

La Ley General Tributaria establece que, a la muerte del contribuyente, la obligación de pago de sus deudas tributarias no se extingue, sino que se transmite a sus herederos. Sin embargo, esta transmisión no es automática ni implica que los herederos deban asumir la totalidad de las deudas del fallecido.

¿Se tiene que hacer la declaración de la renta de una persona fallecida?

Sí, se tiene que hacer la declaración de la renta de una persona fallecida, siempre que sus rentas en el año natural del fallecimiento hayan superado los límites establecidos por la Agencia Tributaria para la obligación de declarar.

Los obligados a presentar la declaración de la renta del fallecido son sus herederos. En concreto, los herederos que hayan aceptado la herencia, ya sea de forma expresa o tácita.

¿Qué ocurre si la herencia se recibe en varios años?

Si la herencia se recibe en varios años, cada año se deberá declarar la parte correspondiente en la declaración de la renta del año en que se haya producido la adquisición.

¿Existe algún plazo para aceptar o adjudicar una herencia a efectos de la declaración de la renta?

No existe un plazo específico para aceptar o adjudicar una herencia a efectos de la declaración de la renta. Sin embargo, es importante hacerlo lo antes posible para evitar problemas con Hacienda, ya que la obligación de declarar surge en el momento de la aceptación o adjudicación.

¿Qué pasa si no tengo el Certificado de Actos de Última Voluntad?

Si no se dispone del Certificado de Actos de Última Voluntad, se puede solicitar una copia en el Registro General Judicial. También es posible presentar la declaración de la renta sin este certificado, pero se deberá adjuntar una declaración jurada donde se explique la causa por la que no se puede obtener.

¿Qué ocurre si los herederos no están de acuerdo en el valor de los bienes heredados?

En caso de desacuerdo entre los herederos sobre el valor de los bienes heredados, se recomienda acudir a un tasador profesional para obtener una valoración independiente. El valor determinado por el tasador será el que se deberá declarar en la renta.

¿Es obligatorio contratar a un abogado para declarar una herencia en la renta?

Si es recomendable, especialmente si la herencia es compleja o si existen dudas sobre su tributación. Un abogado especializado en derecho fiscal puede ayudarte a realizar la declaración de forma correcta y segura, evitando errores que podrían acarrear sanciones por parte de Hacienda.

Conclusiones

Declarar una herencia en la renta es una obligación fiscal importante que debe realizarse de forma correcta para evitar sanciones y problemas con Hacienda.

En resumen:

  • Todas las herencias recibidas se consideran rendimientos del capital mobiliario a efectos del IRPF y deben incluirse en la declaración de la renta del año en que se produce la adquisición.
  • El valor de los bienes heredados** se tributa** a una tarifa progresiva que va del 19% al 35%.
  • Se puede aplicar una deducción por herencia que reduce la base imponible del IRPF en función del grado de parentesco con el fallecido.
  • Es importante obtener el Certificado de Actos de Última Voluntad y valorar los bienes heredados antes de presentar la declaración de la renta.
  • La declaración se presenta de forma individual utilizando el modelo 714.
  • No declarar una herencia o hacerlo de forma incorrecta puede acarrear graves consecuencias legales y económicas.

Lo mejor es buscar asesoramiento personalizado para tributar las herencias de la forma correcta.

En nuestro bufete de abogados encontrarás profesionales especializados en derecho fiscal o abogados expertos en derecho sucesorio que te podrán ayudar a defender tus derechos y asesorarte durante la tributación de la herencia.

Contamos con abogados en Madrid, abogados en Barcelona y abogados en Sabadell.